Día 8 #unmesdeescritura: Un 9 de agosto de hace cuatro años

  • por

La calle Santa Bárbara cruza todo el pueblo, el nombre se suma a otros que recuerdan el pasado minero de Rodalquilar: Cuarzo, Pirita, Alambique, Fundición… Este nomenclátor, junto a las ruinas de las viviendas de los mineros, los restos de las antiguas oficinas y los tanques de la planta Denver, son lo que queda de un pasado teñido por el oro.

De vez en cuando cae alguna raspa de pescado de los turistas que comen en “El Cinto” o algunas sobras de las tiendecitas de alimentos que hay en la calle de la santa patrona de los mineros.

Ni el trajín turístico de los meses de verano inmuta a los gatos, que viven en el pueblo como si fuera completamente suyo… si es que acaso no fueran sus verdaderos habitantes tras el fin de la extracción del preciado mineral a finales del siglo pasado.